-NATALIA VOLOSIN-

Su profesora en Yale Susan Rose Ackerman pensó la corrupción en términos de incentivos y oportunidades. Miércoles 15 de mayo de 2019 https://www.uchile.cl/noticias/153856/susan-rose-ackerman-dio-charla-sobre-corrupcion-a-estudiantes-del-mggp

Rose-Ackerman definió la corrupción como "el abuso, para ganancias privadas, del poder que se ha confiado [a alguien]". A su juicio, reducir el Estado no es una forma adecuada de combatir este problema. "Se podrían eliminar elementos valiosos. Achicar el Estado no debe ser una reacción inmediata, como reflejo", afirmó.

En cambio, la académica de Yale propuso medidas como reformar ciertos procesos públicos, como la cobranza de impuestos, para que sea más simple, transparente, con menos pasos, pero que haga más difícil la evasión tributaria o el ocultamiento de información. ambién destacó la necesidad de voluntad política para realizar reformas a instituciones en las que ocurre la corrupción. "No se puede hacer una reforma si nadie quiere hacerlo, salvo la gente común y corriente. Es una condición necesaria que haya personas en el poder que estén interesadas en ver cómo se llega al final de un régimen corrupto. Tiene que haber una persona que lo quiera reformar y que pueda tomar decisiones difíciles para que eso ocurra", señaló.

"Tiene que haber un aliado en la agencia, en el gobierno. Ahí necesitamos que ustedes estén. La administración pública tiene que ayudar a pensar qué alternativas realistas pueden plantear a los burócratas", afirmó, dirigiéndose a los estudiantes presentes.

Además, considerando el bajo nivel de confianza en las instituciones y las percepciones de corrupción alrededor del mundo, la académica recomendó: "Una manera de ser creíble es elegir un par de sectores en los que haya corrupción, pero también buenas ideas para combatirla, para así permitir que las personas vean que se está trabajando en ello".

Pensamos en Argentina que la corrupción es un delito que hay que juzgar y penalizar. En realidad el problema es que la corrupción es como la fiebre, es un síntoma de la enfermedad.

LA MAQUINA DE LA CORRUPCIÓN

La Argentina hace dos cosas con la corrupción.

La corrupción no es algo congénito, los argentinos no somos especialmente corruptos. El presidente puede legislar por decreto.

El juez Bonadio volvió a procesar a Cristina Kirchner por el delito de peculado en la causa cuadernos. La expresidenta está procesada en once causas y aunque se complica su situación judicial, es una de las candidatas con mayor intención de voto. Mientras tanto, el fiscal Stornelli que investiga la causa fue declarado en rebeldía por no presentarse a declarar.

La cultura de la corrupción versus la responsabilidad de las instituciones. Hablamos con Natalia Volosin, especialista en criminalidad económica y control de la corrupción.

La mitad de las situaciones de corrupción se encuentran en el sistema de contratos con el Estado. Las universidades nacionales estaban por fuera del marco legal de las contrataciones con el Estado.

Oficina anticorrupción no puede depender del presidente. Hay grietas en la corrupción. No es una excusa de la derecha para voltear a los gobiernos populares. No la toca a la máquina de la corrupción ni la ideología de derecha o de izquierda, ni los modelos económicos liberales o concervadores.

CLEPTOCRACIA- dinero para perpetuarse en el poder. Para comprar jueces, camaristas, para pagar. Argentina es el único país que no tiene ley de compras, ¿junto con qué otro país?: Venezuela. Y tenemos una ley de obra pública de 1947. es bastante básico, no podés hacer obra pública de manera transparente, eficiente, orientada al desarrollo económico con una norma de 1947

QUÉ PODEMOS HACER LOS CIUDADANOS

La paradoja de Berenstein. Tienen que salir con alguna cosa para calmar a la ciudadanía, reacciones espasmódicas que no sirven.

EnciclopediaRelacionalDinamica: NataliaVolosin (última edición 2020-09-29 20:27:09 efectuada por MercedesJones)