Ver información sobre


HOMENAJE AL MAESTRO

Hoy domingo 12 de enero, 2014 conmemoro el nacimiento de Juan Carlos Agulla y lo celebro habiendo defendido mi tesis de doctorado -en ciencias sociales con especialización en sociología- hace exactamente un mes: el 12 de diciembre de 2013. Le hubiera gustado mucho saber que -después de tantos años de haber cursado el doctorado- pude concretar ese tema pendiente con la más alta calificación: 10 sobresaliente y recomendación de publicación del trabajo.

Agulla, como le decíamos, fue mi profesor de Teoría Social en la Carrera de Sociología de la UCA, mi jefe como titular de la Cátedra de Sociología de la Facultad de Derecho de la UBA en la que fui docente. Pero, Agulla fue sobre todo mi maestro. Recuerdo que conversábamos sobre este hecho. A diferencia de los roles de profesor y alumno, decía Agulla, es el discípulo el que elige a su maestro. Yo lo consideraba mi maestro y siempre lo respeté como intelectual y como persona.

Cuando todavía era estudiante integré su equipo de docentes en la materia Sociología de la Facultad de Derecho de la UBA, en la que Agulla era el titular. Fuí ayudante no rentada, ayudante de segunda rentada, ayudante de primera rentada,etc. Agulla, siempre protestaba por los horarios en los que yo elegía dar las clases Generalmente, lunes 8 de la mañana. Yo argumentaba que, por mi propia experiencia de estudiante, los alumnos que se anotaban en esos horarios eran los que trabajaban y estudiaban al mismo tiempo. Es decir, se tomaban más en serio la carrera. Juan Carlos, con quien nos tratábamos de usted, decía "Iones, (no Jones) usted siempre con horario de chacarero". Pese a lo cual, todos los años venía a conocer a los alumnos de las distintas comisiones y daba un marco teórico fundamental para mi trabajo posterior con ellos.

Falleció a los 75 años, el 17 de enero de 2003. https://www.lanacion.com.ar/cultura/juan-carlos-agulla-nid466775

Los 17 de enero recuerdo con pena su muerte y al mismo tiempo con agradecimiento y alegría por haber tenido el privilegio de ser su discípula. Y pienso qué será de la vida de su mujer, Alexa Phalsbröker, que nos recibía silenciosamente cuando lo visitábamos a Agulla en su domicilio. No se si con un silencio resignado o acogedor. Quizás ambos. Tenían 4 hijos de los cuales sólo conocí a dos de ellos, una hija encantadora y un hijo muy agradable. Pero, no tuvimos demasiado trato.

A Juan Carlos lo tengo siempre presente. Con él sigo manteniendo novedosas disputas y variadas conversaciones.


Volver a

EnciclopediaRelacionalDinamica: JuanCarlosAgulla (última edición 2019-04-28 12:47:05 efectuada por MercedesJones)