¿Qué es la ciudadanía ? ¿Qué es la ciudadanía saludable?

Aquí se incluyen links, notas, documentos, reflexiones que están produciendo una construcción colectiva y dinámica del significado de "ciudadanía saludable" ¿Qué es? ¿Cómo se logra? ¿Cuáles son sus dimensiones y características? Se usa mucho hablar de "conceptos polisémicos" pero el concepto de ciudadanía saludable es algo más que un elemento que admite significados diversos. Podría ser tomado como un ideario, un lugar de llegada, un espacio a construir. Es decir, lograr una ciudadanía saludable y una gobernabilidad genuina de GobiernoAbierto es una tarea de tod@s Se registrarán acuerdos, ideas, ejemplos y experiencias aportadas desde la MesaDeSalud de ElForoDelSectorSocial y desde las acciones realizadas por Paradigma XXI y por la Fundacion Cambio Democratico. Pero, vale la pena enfatizar que es un tema transversal a la educación, la salud y los sistemas sociales y comunitarios.

Retomando las ideas expuestas en el documento que se copia abajo: "Las reflexiones sobre una ciudadanía saludable alientan a sostener una visión crítica de las tendencias existentes en el sistema de salud, junto con las oportunidades colectivas para su legítimo y necesario mejoramiento."

Sí desea incorporar ideas o aportes en esta página -y no tiene acceso al programa- comunicarse con MercedesJones.


Texto sobre Ciudadanía Saludable y la necesidad de la co-responsabilidad de los actores en el sistema de salud. Se describe un caso Español y las características más relevantes de una experiencia de fortalecimiento del papel de la sociedad civil en el campo sanitario.

http://www.udesa.edu.ar/files/ResponSocial/Publicaciones/RelatoSeminarioExtPRODOSSALUD%2004-05-12.pdf

Es ampliamente aceptado que la protección de la salud se relaciona directamente con el bienestar y el desarrollo humano social e individual. Pero el paradigma sanitario se está transformando aceleradamente. Estos cambios, al colocar al ciudadano como el protagonista del sistema sanitario del siglo XXI, generan nuevos desafíos que deben ser gestionados entre todos los actores. Es cierto que una asistencia sanitaria de calidad sólo es posible si la atención es respetuosa de los derechos de los pacientes. Consecuentemente en el mundo desarrollado, sea en el sector privado o en el público, el paciente se convierte en usuario, es un cliente que debe ser informado.

El nuevo modelo sanitario alienta a que el paciente acepte ser el gestor del proceso de su salud y pueda incidir en los centros donde se toman aquellas decisiones que le afectan. Por lo cual, además de conocer estos derechos y facilitar su ejercicio, se requiere que los ciudadanos asuman sus deberes y responsabilidades en el cuidado de su salud y participen activamente.

Por otra parte, existen coincidencias en definir el sistema de salud argentino como relativamente bueno, aunque mejorable. Este proceso de cambio no podría ser realizado exclusivamente desde los individuos, o desde el equipo de salud, requiere de la participación organizada de toda la comunidad.

En este sentido, convendría profundizar las estrategias de articulación entre los distintos actores del sistema de salud y lograr la contribución activa de la ciudadanía. Por lo cual, para superar las dificultades más comunes reconocidas por diversos actores, resulta imprescindible facilitar espacios de elaboración de acuerdos, analizar propuestas concretas y poner en valor alternativas implementadas en otros países.

La MesaDeSalud de ElForoDelSectorSocial podría ser una plataforma de IncidenciaColaborativa y un espacio de encuentro, articulación y acción colectiva que procure el bien común en el campo de la salud.



CIUDADANÍA SALUDABLE

Desde la Fundación Cambio Democrático nos focalizamos en los derechos de las personas cuando se trata de los procesos de salud - enfermedad, colaborando en la construcción de capacidades colectivas de los ciudadanos, y las organizaciones que conforman el sistema de salud. Como una forma de garantizar el derecho a la salud.

La salud se percibe individualmente pero es un hecho social. Se afirma expresamente que la salud es un derecho de todos y al mismo tiempo que es un deber del Estado el promover una ciudadanía saludable.

El Estado, en cumplimiento de sus funciones, debe establecer las políticas sectoriales que aseguren los recursos necesarios para satisfacer las necesidades de salud de la población. Pero para que las políticas de salud implementadas por el estado logren la eficacia y eficiencia requeridas se torna indispensable que los ciudadanos dispongan de mecanismos de participación activa para garantizar la transparencia y la rendición de cuentas en todos los niveles. Esto incluye actividades que fortalezcan a los individuos para mejorar el acceso al sistema de salud y para estimular la capacidad de las comunidades de convertirse en socios activos en la determinación de prioridades, de gestión, de evaluación y de regulación del sistema de salud.

La evidencia disponible avala el hecho de que la Atención primaria de la Salud (APS) y la Atención Centrada en las personas (ACP) son estrategias sumamente eficientes y equitativas de organizar un sistema de salud.

Ambos enfoques requieren que los profesionales de la salud dispongan de las capacidades para maximizar la participación de los públicos interesados en los procesos de definición y resolución de problemas y evaluación de soluciones propuestas.

Las demandas que así se generan al sistema de salud requieren que los profesionales de la salud dispongan de herramientas y de ámbitos propicios para promover la participación social, el trabajo en equipo y la intersectorialidad.

Estas estrategias enfrentan a los usuarios y a los efectores del sistema de salud ante la emergencia de conflictos que deben ser transformados para lograr los objetivos de desarrollo asumidos por los gobiernos de la región y requeridos por los ciudadanos.

La transformación de los conflictos emergentes en el sistema de salud es la que a mediano plazo impulsará la consolidación de marco legal, institucional y organizativo capaz de superar los nuevos desafíos a los que se enfrenta la salud pública.

Objetivos

Promover un cambio cultural en el modelo de salud a través del fortalecimiento colectivo de los derechos de las personas referidos al cuidado de su salud.

Específicos:

- Incidir colaborativamente en la adopción del enfoque de los derechos de las personas en los procesos de salud- enfermedad promoviendo la construcción de capacidades en los ciudadanos, sus organizaciones y las instituciones que forman parte del sistema de salud para garantizar el derecho a la salud y una ciudadanía saludable.

- Contribuir al desarrollo de capacidades en los distintos componentes del sistema de salud para la implementación de estrategias de atención centrada en la persona y la Atención primaria de la salud.

- Facilitar procesos de gestión del conocimiento para difundir buenas prácticas que garanticen el derecho a la salud.


Volver a:

MercedesJones

EnciclopediaRelacionalDinamica: CiudadaniaSaludable (última edición 2019-12-17 15:52:47 efectuada por MercedesJones)